Saltar al contenido

Guía de seguridad para sus ventanas y puertas correderas

Una de las mayores preocupaciones para todas las familias es evitar que algún intruso entre en la vivienda. Las ventanas y puertas correderas de vidrio son más difíciles de proteger en comparación con las puertas tradicionales con bisagras, ya que este último tipo de puertas pueden asegurarse mediante sistemas de bloqueo y cerraduras adecuadas, y son mucho más complicadas de romper. Las ventanas y puertas correderas de vidrio tienen la desventaja de que son mucho más fáciles de romper, por lo cual un intruso tendrá menos dificultades para entrar dentro de su hogar. Aunque no hay ningún sistema de seguridad que asegure por completo que su casa se encuentre exenta de robos, ciertamente hay medidas que se pueden tomar para reducir su incidencia.

Proteja sus ventanas y puertas correderas: los tres enemigos de los ladrones

Los tres principales enemigos de un intruso son la luz, el tiempo y el ruido. Esta son los principales aspectos que usted puede aprovechar para incrementar la seguridad de sus ventanas y puertas correderas. Para lograr esto, las estructuras deben ser de buena calidad y deben estar instaladas cuidadosamente. Es importante podar árboles y arbustos fuera de las ventanas correderas para mantener una buena visibilidad en todo momento y permitir una buena iluminación. Una excelente recomendación es colocar luces afuera de las puertas correderas para poder ver todo lo que pasa en su jardín o si no está en su casa, los ladrones lo pensarán dos veces antes de irrumpir en su hogar cuando las luces externas están encendidas.

Asegure la solidez de las estructuras de las ventanas y puertas correderas

El tiempo es otro factor que podría frustrar el ladrón, así que es importante asegurarse de que un intruso no pueda entrar fácilmente a su hogar al instalar dispositivos de seguridad que retrasen lo más posible al ladrón. El sistema de seguridad debe tener alarmas conectadas para que estas se activen cuando un ladrón esté intentando entrar a su vivienda y las autoridades estén enteradas de la situación. Hay alarmas silenciosas y sonoras. El mejor tipo de alarma dependerá de sus gustos personales y los alrededores de su vivienda.

Para garantizar la seguridad de las ventanas y puertas correderas es vital asegurarse que los marcos son sólidos y están fijos al muro. Estos marcos deben ser de cualquier material fuerte y deben ajustarse la ventana o puerta corredera firmemente para que el intruso sea incapaz de romper la estructura utilizando algún tipo de palanca. Además, asegúrese de que los bloqueos y cerraduras de las puertas correderas estén instalados correctamente.

Otros consejos importantes

Asegúrese de no dejar sus ventanas y puertas correderas abiertas cuando no está en la vivienda. También es recomendable reorganizar sus artículos e inmuebles de valor, ya que si tiene atractivas y cautivadoras pinturas murales o una colección de antigüedades que pueden verse a través de la ventana o la puerta corredera de cristal, puede inducir a que un ladrón decida robar su hogar. Mantenga sus colecciones caras fuera de la vista de posibles ladrones.

Cuando nadie está en casa

Estadísticamente, los robos a menudo tienen lugar cuando la familia se encuentra de vacaciones. Este es el momento cuando tiene que chequear minuciosamente sus ventanas y puertas correderas. Por ejemplo, es una buena idea dejar las cortinas o persianas en su posición habitual para que un posible intruso no tenga indicios de que nadie está en casa. Utilice alarmas automáticas para encender y apagar las luces.

Las ventanas y puertas correderas embellecen su hogar pero requieren de cuidado con respecto a la seguridad. Si toma las medidas adecuadas no tendrá nada de qué preocuparse y podrá disfrutar de todas las ventajas que le proporcionan las ventanas y puertas correderas a su hogar.